Tratamiento de Adicciones Cocaína

Inicio > Tratamiento de Adicciones Cocaína

En CREIAD, realizamos un tratamiento de la cocaína diseñado específicamente para tratar la adicción a esta droga. Comenzamos tratando en una primera una fase la desintoxicación o interrupción del consumo y en una segunda de deshabituación, donde el objetivo es evitar las recaídas. Ofrecemos un tratamiento individualizado, que se ajusta a las características y necesidades de cada paciente.


Tratamiento de la cocaína

A través de la valoración global de la situación del paciente, se establece un diagnóstico multiaxial, en el que colaboran diversos profesionales. Finalizada la valoración diagnóstica, se diseña un plan de intervención para el tratamiento de la cocaína que contempla una secuencia de fases.

    - Iniciar fase de abstinencia (Desintoxicación de la cocaína).
    - Mantener la abstinencia (Deshabituación de la cocaína / Prevención de recaídas).
    - Adoptar y mantener un estilo equilibrado (Incorporación social)

A lo largo de los años, nuestra experiencia, nos ha permitido comprobar que la eficacia de los tratamientos contra la adicción a la cocaína. Así, la presencia de médicos psiquiatras, la combinación de terapia de grupo con terapia individual para tratar la droga, o la participación en talleres cognitivo-conductuales como el taller de prevención de recaídas, el taller de habilidades sociales o el de gestión de las emociones, son elementos necesarios para la configuración de un tratamiento de la cocaína efectivo que permita que el abandono de la sustancia sea permanente.

 


Información sobre la cocaína

La cocaína entra dentro de las drogas estimulantes, que son aquellas sustancias psicoactivas que aceleran el sistema nervioso central, este está constituido por el encéfalo y la medula espinal y protegido por tres membranas.


La cocaína
La cocaína es el resultado de un proceso químico que se obtiene a partir de la hoja de coca. En el mundo la mayor parte de la cocaína que se consume proviene de Perú, Bolivia y Colombia.

Si bien es una de las drogas más antiguas que existen, no siempre se ha utilizado con ese fin. La hoja de la coca se lleva utilizando desde hace siglos, como planta medicinal, siendo la cocaína un alcaloide de entre los muchos que contiene la hoja de la coca.

Está demostrado que la hoja de la coca, no provoca adicción, ni tiene efectos nocivos para la salud además de tener una función medicinal.

El problema de la cocaína, comienza al extraer el alcaloide de la hoja, procesarlo y comercializarlo ilegalmente. La cocaína fue introducida en Europa en el siglo XVI, pero no fue hasta el siglo XIX que se inició la investigación científica sobre sus efectos. A partir de ahí empezaron a surgir diversas formas de consumo de la cocaína (esnifada, fumada, inyectada…) de esta manera los efectos eran más rápidos que mascando la hoja, por consecuencia también se aumentaba el riesgo de adicción y dependencia a esta droga. Leer más sobre la cocaína en Wikipedia.



Tratamiento de la cocaína

Durante años, la cocaína ha sido considerada la droga de los ricos, uno de los muchos mitos sobre la sustancia que, en ocasiones, han resultado muy perjudiciales por ofrecer una visión distorsionada de la cocaína y de su efecto. En la década de los 90 la cocaína se asociaba con un nivel económico y cultural alto, pero esta visión social ha cambiado. Aunque muchas veces todavía se asocia el consumo de cocaína con el éxito y el prestigio social, esta imagen está desapareciendo.

La principal característica que se le atribuye a la cocaína, es que desinhibe, facilita la diversión, las relaciones interpersonales y la comunicación. La forma más común de consumirla es “esnifándola”, es decir, aspirando la sustancia por las fosas nasales para que pase al torrente sanguíneo a través de las membranas mucosas de la nariz.

También se puede consumir esta droga fumándola, o bien en cigarrillos o en pipas, para este fin se elabora una pasta de cocaína llamada “basuko” y por último y el más adictivo y peligroso es el “crack” ya que es la manera en que su efecto es más rápido intenso y breve.


Efectos del consumo de cocaína

Refutar ciertas ideas preconcebidas acerca de la cocaína ha exigido una gran labor de concienciación por parte de instituciones y asociaciones. La idea de la cocaína como una droga poco dañina o escasamente adictiva ha caído con estruendo ante la abrumadora evidencia de los números. La cocaína es una de las sustancias que provoca más ingresos en centros de desintoxicación en España y la terapia de tratamiento de la cocaína, frecuentemente, se enfrenta a una adicción en la que aparecen otras sustancias que se asocian al consumo de esta.

La cocaína estimula el sistema nervioso central y actúa directamente sobre el cerebro, provocando sudoración, midriasis (aumento del diámetro de la pupila), aumento de la potencia muscular, de la actividad cardiaca y de la presión sanguínea, dilatación de los vasos sanguíneos, aumento del ritmo respiratorio, incremento de la temperatura corporal e incluso convulsiones.


Tratamiento de la cocaína
A pesar de ser tantos los efectos a destacar los más interesantes por los consumidores son: euforia, sensación de aumento de energía y disminución del apetito, efectos que son casi inmediatos después de una dosis y que desaparecen en cosa de minutos u horas, dependiendo de la vía de administración de la cocaína.

Cuando empiezas a “engancharte” se desarrolla un grado de tolerancia que hace aumentar las dosis, para intensificar y prolongar el grado de euforia.

El consumo esporádico de fin de semana puede provocar dependencia a esta droga lo mismo que el consumo diario, además de problemas orgánicos, asociados directamente al consumo, como: problemas psiquiátricos, neurológicos, cardiacos y respiratorios.

    Psiquiátricos: Delirio, ideas paranoides, ideas suicidas, agitación psicomotriz y crisis de pánico, como las más frecuentes.
    Neurológicos: Convulsiones, cefaleas frecuentes…
    Cardiacos: Arritmias y cardiopatía isquémica.
    Respiratorios: Hemoptisis (expulsión de sangre por la boca), dolor torácico y disnea.

Por otro lado, cuando el consumo es por vía intravenosa, además de estos problemas los adictos tienen mayor riesgo de contraer alguna enfermedad infecciosa, como la hepatitis o el VHI.

Es alarmante el aumento del consumo de la cocaína en España durante la última década. Es la segunda droga ilegal, más consumida después del cannabis.

En recientes encuestas de varios países, se ha registrado un aumento del consumo de cocaína entre jóvenes desde mediados de los años 90, a pesar del aumento de incautaciones de esta sustancia, ya que la cantidad interceptada ha sido espectacular, el consumo sigue en aumento.

Como consecuencia hay una gran demanda para seguir tratamientos de desintoxicación y deshabituación de la cocaína.

En la actualidad numerosas personas han optado por dejar la cocaína en CREIAD, en nuestro centro adaptamos los tratamientos de desintoxicación de la cocaína a los nuevos patrones de consumo, teniendo unos espectaculares resultados.

 


El tratamiento de la cocaína
En CREIAD,  enseñamos como dejar esta droga basándonos en diferentes fases, introduciendo nuevos objetivos y pautas para el tratamiento de la cocaína.

Nuestros pacientes tienen un seguimiento profesional desde la fase del ingreso, hasta el último día, fase de reinserción social. CREIAD, institución de nombrada reputación, se ha enfrentado a la difícil tarea de adaptar sus servicios, tanto a los nuevos hábitos de consumo, como a los nuevos consumidores de cocaína.

Para conseguir óptimos resultados en el tratamiento de la cocaína, hay que proporcionar los servicios adecuados (como intervenciones psicosociales estructuradas, atención residencial a corto plazo y una atención médica adecuada) y diferenciar clínicamente los distintos grados de adicción para adecuar el tratamiento en cada caso.

En CREIAD, estamos especializados en crear programas que se adapten al consumidor de cocaína, orientando al paciente y dotándolo de aptitudes generales para la vida, con técnicas para evitar el consumo, reforzando la actitud y los compromisos personales contra el uso de las drogas, aumentando las habilidades sociales y la confianza en sí mismo. En CREIAD ofrecemos una los mejores resultados en el tratamiento de la cocaína.

Uno de los mayores logros de CREIAD para el tratamiento de la cocaína, es que garantiza una continuidad terapéutica, por decirlo de alguna manera, ofrece al paciente la seguridad de que “él puede dejar las drogas”, brindándole al paciente un lugar y una persona con la que pueda crear un vínculo estable, con un marco de contención donde pueda sentir seguridad, en CREIAD lo encontrará.

 




CONTACTÁNOS
Consultas sobres dudas e inquietudes a través de Internet de forma privada y confidencial.