Cuarta Fase

Inicio > Cuarta Fase

(cuarto mes)

Habiéndose encontrado consigo mismo, el adicto integra los nuevos valores, el sistema de creencias del programa, sus relaciones sociales y sus metas dentro de un estilo de vida coherente y consistente que promueve sobriedad y recuperación. Un cambio dramático en la actitud  general del adicto es notoria en esta etapa del viaje espiritual notorio en  una mayor y mejor perspectiva de vida  que el adicto está dispuesto a llevar a cabo con mayor responsabilidad.


Experimenta los bajones de la vida diaria pero aprende a aceptarlas como parte de la realidad y maneja la adversidad apropiadamente; solo, o buscando ayuda de otros cuando es necesario. Está completamente consciente que la batalla no está ganada y que debe continuar  practicando lo que le enseñaron con miras  a llevar una vida plena. Se da cuenta que la adicción a las drogas no es solamente un problema químico sino uno enraizado en el estilo de vida pasado


Retornar a algunas prácticas del pasado es algo así como jugar con fuego. Puede quemar y hacer humo en un instante todo lo que hizo para llegar a esta parte del viaje. El antídoto a la ansia de retornar al pasado es un nuevo grupo de valores y aspiraciones incompatibles con la efímera gloria de la vida en adicción.

 



El guarda lo que puede dar, debe dar otros en un espíritu de compartir. Habiendo llegado a  esta etapa de recuperación, debe enseñar a otros con su ejemplo. Es un modelo de rol. En el acto genuino de devolver lo aprendido, el es recompensado. Cuando enseña o usa lo que aprendió para ayudar a otros, el se da el regalo de la sabiduría mediante darse cuenta del significado real de lo que adquirió. Esto incrementa su compromiso con el sistema de creencias puesto que; para enseñar a otro lo aprendido, lo menos que debe hacer es, creer en lo que enseña.

El relato anterior es el progreso espiritual de los que pasan por CREIAD. Es una generalización del curso del cambio interno que tiene lugar mientras el adicto está en proceso de tratamiento. Esta es una visión general del amplio espectro de los eventos espirituales en la vida de la gente  que vino buscando soluciones a sus tragedias personales. El poder de sanación y el ímpetu por el cambio que  difunde el programa actúa como catalizador para elicitar el proceso de transformación interna de aquellos quienes están listos para la recuperación.

 




CONTACTÁNOS
Consultas sobres dudas e inquietudes a través de Internet de forma privada y confidencial.